La innovación en el mate

Costumbres argentinas. La innovación en el mate: de la calabaza guaraní al mate eléctrico de hoy, la forma de tomar mate cambió, pero perdura la esencia de los encuentros con mateadas de por medio.

Las costumbres que se mantienen y transmiten de generación en generación constituyen la tradición de un pueblo y no hay costumbre más argentina que tomar mate. El mate se convirtió en la bebida que reúne, socializa y acompaña. ¿Es posible que en toda esta tradición haya innovación? Sí. Luego de leer este artículo, sabrás que cada vez que cebes o tomes un mate cocido estarás usando, al menos, diez innovaciones cuya propiedad intelectual está protegida.

Mate cebado o mate cocido

Tradición e innovación parecen palabras antagónicas, pero no lo son. A lo largo de los años nuestra manera de tomar mate ha ido cambiando. Veamos cómo. 

Desde los primeros mates, hechos de calabaza por los guaraníes, hasta hoy hubo mucha innovación tanto en la manera de presentar la yerba para prepararlo como en los utensilios que se utilizan para servirlo. Hoy podemos beber la infusión de diferentes maneras: cebado, en un mate y con bombilla, o cocido servido en una taza. 

Desde hace unos años podemos hacernos rápidamente un mate cocido con la yerba en saquitos como si estuviéramos haciendo té. Más recientemente el Instituto Nacional de la Yerba Mate desarrolló cápsulas para usar con las cafeteras comerciales y así adaptar “el paladar” de otros consumidores a nuestra tradicional bebida. Estas cápsulas pueden ser de mate cocido tradicional o saborizado con jengibre, pimienta, clavo, cardamomo, canela, frutos rojos o hierbas serranas.

Accesorios para matear mientras viajamos o estamos al aire libre 

El mate es el infaltable compañero en los largos viajes en auto o colectivo. Para evitar derrames e inconvenientes, una reconocida empresa yerbatera desarrolló y patentó un conjunto para matear que viene listo para usar. Para estas ocasiones y cuando no encontrás agua caliente por el camino, viene bárbaro tener a mano un termo solar, con marca registrada, que tiene la capacidad de calentar el agua usando solamente la energía del sol y si viajás solo, un termo que tiene una “manguerita” en la parte superior con un dispositivo (parecido al que se usa para regar las plantas) que te permite cebar mate sin manipular el contenedor. También para los viajeros se creó la bombilla ergonométrica, que facilita el vaciamiento del mate usado y para los más pulcros, la bombilla higiénica. Hablando de viajes y sol, vamos a la playa. Si queremos matear en la playa o en un parque, seguramente usaremos una mesa sin imaginarnos que el diseño de la mesa matera está patentado.

Si estás en el parque, ¿dónde tirás la yerba cuando terminaste de matear? Para lograr un cebado limpio se desarrolló un producto consistente en una bolsa plástica biodegradable que contiene la yerba necesaria para un mate, envasada de manera individual para permitir un fácil descarte. La idea fue patentada y el proyecto incluyó el diseño de una máquina para automatizar el proceso de fabricación.


Mates en el escritorio de la oficina

Si se trata de matear y trabajar, lo ideal es tener un mate eléctrico. Este invento, patentado y con marca registrada, mantiene el mate a la temperatura ideal para que la yerba no se lave y permite disfrutar de la infusión por un tiempo más prolongado. Como a nadie le gusta la yerba con mucho polvillo, esta innovación cordobesa les vendrá como yerbera al mate: se trata de un contenedor que se carga, se agita y un filtro interno actúa separando el polvillo de la yerba. El que prefiera un mate más fuerte tiene la opción de agregarlo y graduar la intensidad a gusto.


La yerba está de moda


La biotecnología también tiene lugar en el mundo del mate. Usando residuos de la industria yerbatera para alimentar bacterias, una investigadora misionera obtiene un biomaterial llamado Tilex (tela de Ilex) que utiliza para elaborar accesorios para ropa, carteras y collares. Así, da valor agregado a residuos del agro e integra la moda a la economía circular.


Una tradición innovadora

Después de leer este artículo y el de yerba mate comprenderás que cada vez que te cebes un mate o tomes un mate cocido estarás usando, al menos, diez innovaciones cuya propiedad intelectual está protegida por derechos de obtentor, patentes y marcas.

 


Foto de portada: freepik